21 | 04 | 2014
Lúdicas. ¿Qué se puede hacer con una hoja de papel? Parte II: “Los sonidos del papel” Imprimir E-mail
Revista - 11
Escrito por Alejandro   
Lunes, 03 de Mayo de 2010 13:27

Para ver esta página recomendamos utilizar Mozilla Firefox

Lúdicas. ¿Qué se puede hacer con una hoja de papel?

Parte II: “Los sonidos del papel 

Vamos a cambiar de actividad. Se trata, ahora, de obtener el mayor número de sonidos del papel. Para ello puede usar papel de diferente tipo: papel bond, celofán, cartulina, pergamino, periódico, etc. tome una hoja de papel bond y póngala contra el oído. Toque el papel suavemente con la yema de las manos. Haga movimientos lentos y rápidos. Inténtelo con las uñas, con la palma de las manos, los nudillos, etc. Utilice las diferentes clases de papel que encontró y anímese a dar un viaje por los sonidos del papel.  

El viaje le dará algunas ideas. Aquí sugerimos unas: puede intentar imitar un golpe o un disparo. Viento o una tormenta, el crepitar del fuego. El aletear de una paloma. Encender un fósforo. El sonido de un F1 y todo lo que su imaginación le permita hacer. Realmente se están haciendo efectos de sonido que pueden servir para recrear una narración, tal y como se hacia en la radio en la primera mitad del siglo XX.  

Si usted es profesor puede sacar gran provecho de los efectos de sonidos y hacer muy dinámica de sus clases. Esperamos que todos se diviertan.   

Nuestro primer ejercicio es bien sencillo: toma una hoja de cualquier papel y mientras lo sostienes verticalmente, golpéalo fuertemente con tus dedos, como si jugaras con canicas o bolas de cristal. Según el tipo del papel que uses, se escuchará desde un disparo, pasando por un golpe de una puerta, hasta el sonido que se produce cuando se preparan las palomitas de maíz.  

Arrugar el papel es una acción simple ¿No?, pero puede volverse muy interesante cuando lo haces usando tu imaginación.  

Para esta parte vamos a usar dos hojas de papel bond: toma una de ellas por la parte superior, en el aire, con una mano, de forma que quede firme. Haz un embudo con la otra hoja.  

Puedes experimentar con muchas variables mientras rozas con el embudo la hoja que tienes extendida: cambia la velocidad, la dirección del movimiento o el extremo que hace contacto. ¿Qué pasa cuando combinas varías velocidades? ¿Qué escuchas cuando golpeas la hoja con el embudo justo antes de comenzar a deslizarlo? 

Otro efecto que se puede lograr con una hoja de papel sucede cuando lo rasgas. Rasgar tipos de papel tales como el periódico o las cartulinas te permitirá producir diferentes tipos de sonidos.  

Si tu hoja de papel bond no está muy deteriorada hasta ahora, puedes intentar imitar el sonido de los truenos, sosteniéndola por la parte superior y sacudiéndola un par de veces. Deja que tu imaginación vuele, métete en el papel, cierra los ojos, imagina, juega.  

En este ejercicio puedes usar la misma hoja carta de papel bond, pero si puedes conseguir un tamaño más grande, como un octavo o un pliego, el resultado es más evidente. 

Enrolla la hoja empezando por el lado más corto, toma una de las esquinas que queda en el interior del rollo y tira de ella, debes sostener el cuerpo del rollo con la otra mano para que no se desbarate. Observa lo que sucede con el sonido cuando vuelves a empujar la esquina hacia el interior. Si te atreves a jugar, encontrarás efectos muy interesantes, en especial si observas la manera como influye lo que haces y como lo haces con el sonido producido.  

Por último, si cortas un trozo de papel y lo mueves constantemente, tomándolo por una punta o un extremo, puedes conseguir sonidos similares al aleteo de las aves. Prueba alejando a acercando la hoja hacia tu oído, otra gama bien interesante de posibilidades, más aún si cambias de tipo de papel.